Archivo de la categoría: Equipo Educer

Alicia Fontanillo Garrote

Pronto me di cuenta
que era una errata eso
de que los niños venían de París
[Gloria Fuertes]

Obstetra y Ginecóloga

Ver servicioslogoalicia
Me gradué como médico especialista en ginecología y obstetricia en 1985.  Tras varios años de trabajo en diversas instituciones públicas y privadas, abrí, en 1998, mi propia consulta en Alicante.

Actualmente ejerzo como ginecóloga y obstetra  desde la escucha, el diálogo,  el respeto, la información sobre las diversas alternativas médicas y una toma de decisiones responsable en vistas a facilitar el desarrollo integral de la salud, en su dimensión física, por supuesto, pero también personal y social.

Esther Velasco Rubio

Te desperté debajo del manzano,
allí donde tu madre te dio a luz,
[Cantar de los cantares]

Pedagoga
Máster en Salud Mental. Itinerario: Psicoanálisis – Clínica del sujeto y del vínculo social.

Ver servicios
Mi licenciatura en Ciencias de la Educación me permitió especializarme en la formación de adultos y en la orientación personal y familiar. Más tarde, el nacimiento de mis tres hijos me abrió la puerta al descubrimiento de la maternidad, la formación en el ámbito perinatal y el trabajo en este campo. Este bagaje se ha enriquecido con la atención particular a los aspectos emocionales y relacionales de las personas y sus familias a partir de la realización de un máster universitario en salud mental.

Mi trabajo se centra en el acompañamiento personal y grupal a las mujeres y hombres que devienen madres y padres, la orientación personal y familiar, la supervisión profesional así como el diseño, desarrollo y evaluación de acciones formativas dirigidas a familias y profesionales.

Fidel Romero Salord

Un mundo,
como una piel
que al tacto
no produzca escalofrío

[Antonio Orihuela]
Antropólogo
Ingeniero Técnico
Licenciado en Ciencias Religiosas

Ver serviciosblog-hombres-de-hueso

La ingeniería me enraizó en el campo de lo concreto, el sentido práctico y el desarrollo técnico. La reflexión teológica y crítica sobre el fenómeno religioso amplió mi mirada sobre todo aquello que nos hace más humanos y menos dioses. A la antropología llegué con la inquietud de cuestionarme sobre el presente y proyectar, como sociedad, un mejor futuro. Desde este particular perfil formativo mi praxis profesional ha girado en torno a cuatro ejes vividos con honestidad y pasión: la atención educativa a menores, el mundo técnico de los ascensores, la dirección de proyectos sociales (en tres ámbitos distintos:  migraciones, perinatalidad y exclusión residencial) y la formación de adultos como colaborador en diversas instituciones sociales, empresariales y universitarias.

En la actualidad aporto al equipo de Educer la tarea compartida de concreción de las intuiciones del equipo en proyectos operativos y la participación en algunos de los servicios de formación gestionados por mis compañeros, desde la reflexión antropológica y mi propia identidad como varón y padre.

Elena Martínez Navarro

La mujer no nace, se hace
[Simone de Beauvoir]


Licenciada en Filosofía
Máster universitario en estudios de  la diferencia sexual

blog-mujeres-de-pielVer servicios

Soy profesora de filosofía por vocación, porque ello me permite conjugar dos de mis grandes pasiones: la adolescencia y sus procesos y la mirada crítica sobre la realidad.

La experiencia de la maternidad de mis dos hijas y de mis bebés no nacidos transformó por completo mi vida,  y me hizo adentrarme en una nueva perspectiva vital desde la que es posible vivir en plenitud la feminidad.

Con los diferentes talleres de Femenino Plural quiero acompañar a preadolescentes y a otras mujeres en la aventura de pensar y sentir nuestro ciclo menstrual como elemento fundamental de esa feminidad,  para así poder reflexionar, expresar e integrar qué significa para nosotras ser “mujer”.

Jaume Pey Ivars

jaumeToda vida verdadera
es encuentro
[Martin Buber]
Licenciado en Filosofía
Máster Universitario Salud Mental – Clínica Psicoanalítica

Ver serviciosblog-hombres-de-hueso

 

Aprendí de las ideas por la filosofía y de las emociones por la música; por mi mujer me lancé de cabeza a la vida y me sumergí hasta la coronilla; trabajar con adolescentes me empujó a crecer, transitar y convivir con mis propias contradicciones; por mis hijas dejé de ser espectador y tuve que caer y reconstruirme, comprometerme y actuar; por mis hijos no nacidos aprendí del dolor, la necesidad y la grandeza de la renuncia; en Educer descubrí que se puede vivir y no desvivirse.

Además de mi trabajo cotidiano en el entorno de la adolescencia y mi incursión en la música comparto, dentro del equipo de Educer, la vocación por el acompañamiento tanto a hombres que devienen padres como a familias que han sufrido una pérdida.