Archivo de la categoría: Identidad y misión

Educer: identidad

Educer se constituyó en Alicante (España) en 2007. En los primeros años nuestra actividad se centró en el embarazo, parto y crianza. El proyecto original, como la propia vida, no se estuvo nunca quieto: hemos celebrado nacimientos, agrupado madres y padres, atendido a personas, congregado a familias, llorado duelos,  formado a profesionales, difundido conocimiento, publicado escritos, sensibilizado entornos…

En este devenir hemos aprendido juntos, reflexionado, construido, cuestionado y vuelto a construir. Hoy esta historia nos lleva a definir Educer no ya desde un momento particular del ciclo vital, ni desde un ámbito profesional concreto sino desde una forma específica de relación: el acompañamiento

Nuestra misión, hacia dentro  del equipo es ser un espacio de cuidado mutuo y reflexión multidisciplinar sobre las relaciones de acompañamiento que cada uno de nosotros desarrollamos profesionalmente en el ámbito que nos es propio: atención sanitaria, orientación pedagógica, actuación educativa, intervención social, docencia, reflexión filosófica…

Esto permite a su vez, hacia fuera,  desarrollar, sostener e innovar en la oferta de servicios profesionales de orientación, formación o cuidado dirigidos a

  • las mujeres y los varones, en su proceso de desarrollo y la reflexión sobre la propia experiencia vital;
  • las familias, a lo largo del ciclo de su constitución, concepción, embarazo, parto, crianza, educación de los hijos y otros momentos de cambio y maduración;
  • los profesionales, en particular aquellos profesionales que desarrollan trabajos orientados a relaciones de ayuda o educativas, en su especialización en materia de acompañamiento, en la supervisión externa y el cuidado de sí.

Queremos Educer, e-ducer, ex-ducere… etimológicamente llevar de dentro hacia afuera, sacar hacia fuera lo mejor de sí de nosotros mismos y las mujeres y hombres que atendemos mediante el desarrollo de propuestas de referencia en orientación formación y cuidado personal, familiar y profesional.

En nuestro estilo de acompañamiento damos importancia a estos valores:

  • El respeto a las opciones de cada persona y el reconocimiento de su plena autonomía como protagonista de la propia experiencia vital.
  • La aportación de una mirada integradora sobre el conjunto de la persona y/o la familia en su contexto social con una atención específica a la vivencia emocional.
  • El rigor en el ejercicio profesional, incorporando en el desarrollo de nuestros servicios la mirada sobre uno mismo, la supervisión del equipo y el  compromiso ético.