Encerradas en la habitación oscura

 

2 noviembre 2012

En la última película de Icíar Bollaín “Katmandú. Un espejo en el cielo”, Sharmila, la joven maestra hindú que junto a la profesora catalana lleva adelante el proyecto de una escuela para los intocables, cuenta cómo en su cultura existe la tradición de encerrar durante 12 días en una habitación oscura a la niña a la que le llega la menstruación por primera vez.  […] 

No pretendemos emitir ningún juicio al respecto, y mucho menos a partir de tan escasos y cinematográficos datos. Sin embargo, la imagen de la mujer encerrada en la habitación por motivo de la menstruación me trae el recuerdo vivo de palabras e imágenes de niñas y mujeres que han participado en los diferentes encuentros de Femenino Plural realizados para hablar sobre la menarquia y el ciclo menstrual.

[…]

Hemos incorporado la menstruación a los temarios de Conocimiento del medio y eso ha significado que tanto las niñas como los niños a partir de 9 o 10 años sepan qué es y cómo se produce. Las preadolescentes participantes en Femenino Plural nos mostraron que eran capaces de definir plenamente el proceso que llevaba a la expulsión del óvulo no fecundado. Sin embargo no habían hablado nunca del “miedo a que la sangre no pare”, “a que me baje por la noche y no poder dormir”, “a que no sea lo que parece” “a que salga de otro color”, “a que me baje en el autobús y me maree” ; se preguntaban “¿Cómo es de grande un óvulo?” o “¿Por qué hay un momento en que ya no creces más?”, “¿Puede salir mal?” “¿Desde cuándo se cuenta? (los días de regla)”. Sabían perfectamente las partes de su aparato reproductor, pero preguntaban “¿Cómo sabes cuándo vas a tener un bebé?”, “Si tienes la regla a los 8 años, ¿a los 9 puedes tener un bebé? Porque yo vi en internet que una niña con 7 años tuvo uno pero era mentira”. No habían hablado de cómo iba a afectar a sus vidas la menstruación (“¿Es verdad que hay un cambio emocional?”, preguntó Mireia). Hemos conseguido elaborar todo un discurso cientificista sobre la menstruación, pero hemos olvidado la escucha y la comunicación sobre lo emocional que también forma parte de ella.

Porque “natural” no significa emocionalmente neutro.

Descargar artículo completo

IconoPDFEncerradas en la habitación oscura

Otras entradas relacionadas